TEMPORADA 4 – Episodio 3: CONSTANZA CARBALLO, argentina que llegó de niña a Minnesota se convirtió en destacada artista con obras que reflejan crudas realidades del inmigrante

Sinopsis

Maria Constanza Carballo, es una argentina, artista, que proyecta en sus creaciones una visión innegable de los pobladores de las comunidades marginadas, principalmente latinas, también las desigualdades que enfrentan las mujeres.


El Instituto de Arte, del Estado de Minnesota, donde radica la artista, en una edición denominada Rompiendo el Silencio, emitida por el Dìa Internacional de la Mujer, destacó la última creación de Constanza, la serie Monarchildren, que muestra la crisis actual en la frontera, donde las familias inmigrantes están separadas y los niños están enjaulados. La serie muestra imágenes reales de niños que enfrentan estas tragedias como monarcas, variedad de mariposas que cada año enfrenta grandes desplazamientos.


Constanza recorrió diferentes países, durante 4 años, adquiriendo experiencia sobre arte mural y de otros tipos, que la hizo convertir su arte en un activismo social comunitario.


Pero, como el arte no paga, la argentina, que empezó a plasmar su arte a los 14 años de edad, y aún perduran sus primera creaciones, en un parque de Minnesota, decidió graduarse de enfermera profesional, con la meta de convertirse en terapeuta de arte, para ayudar a las mujeres y familias de inmigrantes, a superar los traumas de alejarse de su país para vivir en otro.


La artista, abriendo sus alas de mariposa Monarca, relata su historia. Me llamo Constanza Carballo, y llegue a los Estados Unidos, directo a Minnesota, de Argentina, Mar del Plata, Buenos Aires, y llegue en 1989, creo que ya van 34 años, llegue a la edad de 12 años, mi tía vivía en los Estados Unidos, y un año antes de mudarnos de Argentina, el trabajo de mi tía la traslado a Minnesota, fue por eso que llegamos aquí, me vine con mi mamá y mis dos hermanas, y mi abuelita, cinco mujeres.


El primer día era todo felicidad, todo nuevo, pero cuando entre a la escuela pública de Minneapolis, como yo no sabía inglés no podía participar en todas las clases regulares, primero tenía que pasar el programa que se llamaba English as a Second Language, que hoy se llama English Language Lerning,


Me sentí un poquito aislada pero agradecida porque en mis clases de inglés tenia compañeros de Chile, El Salvador, de Mexico, de Viet Nam, de Laos, de Africa, entonces por ese lado si me sentí bienvenida.


Extrañaba mucho el mar, el poder salir a la calle sin miedo, comprendí que en mi país era independiente, y acá era como que tenía que volver a aprender todo.


En ese momento llamaba mucho la atención por mi ropa, no teníamos dinero para comprar prendas de marcas conocidas, como todo el mundo aquí usaba.


Siempre me gustó el arte, y en la escuela pública iba al salón de arte, y a través del arte yo sabía que me podía comunicar sin necesidad de saber inglés, empecé a pasar mucho tiempo en el salón de arte, me di cuenta que había otros recursos y otros materiales para aprender y producir un poco de arte,     


Allí empezó el amor al arte, y como el arte es una herramienta para comunicarte, una herramienta para convivir, para compartir, comprendí que era lo que necesitaba para enfocarme en algo.


Uno de los veranos en Minneapolis, un amigo que sabía que yo acudía al salón de arte, me dijo que se había enterado de un programa para jóvenes, para tener trabajo durante el verano, era para hacer arte en la calle, y era justo en mi barrio.


Mi mamá me ayudo a llamar y sostuve una entrevista, conseguí mi primer trabajo como artista pública en la comunidad, haciendo los diseños y bancos de mosaicos que hoy siguen en pie en la Chicago y la Franklin, en un parque.


Allí tenía 14 años de edad, fue cuando me di cuenta que hay futuro como carrera artística y allí conocí a mujeres que eran de diferentes culturas, mujeres artistas y eran las mentoras, artistas de color, que fueron mi ejemplo a seguir. Ese proyecto duro 4 veranos, era un proyecto bastante grande, y cuando me gradué de la High School, aplique a una beca para viajar a Latinoamérica y estudiar arte,  


Me aceptaron y por dos años estuve viviendo en la ciudad de Mexico, aprendiendo de los muralistas de allá, los tres grandes, Rivera, Orosco y Siqueiros. Dije quiero aprender de mujeres muralistas, viaje a Argentina a conocer muralistas, conocía una mujer, y también tuve clases con un muralista hombre, que ya falleció,


Esa beca me rindió y pude ir a la primera, para mí, conferencia de muralismo internacional, en Santiago de Cuba, tenía 18 años cuando empecé a viajar y 21 años de edad cuando volví.


Digo que los padres confíen el proceso de crecimiento de sus hijos y los apoyen de cualquier manera que necesiten, porque la universidad siempre va a estar allí, y eventualmente yo a los 28 años de edad entre a una universidad. Entonces la universidad no se ha a ir a ninguna parte y la experiencia de la vida no se la va a quitar nadie. Para mí la vida es una escuela.


A los 28 decidí ir a la universidad para convertirme en enfermera registrada en Minnesota, y eso era porque en el arte no siempre tuve trabajo estable, o eran trabajos que no me daban la oportunidad de obtener beneficios médicos, dentales, jubilación y todo eso.


Siempre vi la necesidad de la comunidad latina, de entender el sistema médico, y también muchas veces se necesita traductores de la terminología y lo que le está sucediendo al cuerpo, por eso decidí ir la universidad y hacerme enfermera.


Me gusta ayudar a la gente y también siento que el arte es una herramienta de sanación, sentí que la enfermería seguía ese campo de sanación.


Bueno, sentí el conflicto, de no poder dedicarme al arte a tiempo completo, pero la enfermería me daba mucho, era como una recompensa, igual me sentía a gusto, me sentía con un propósito, siendo enfermera, pero siempre seguí con el arte, a medio tiempo, porque no lo quise dejar de todo, y eventualmente es un sueño, juntar las dos carreras, teniendo en cuenta que ahora se reconoce al arte como terapia, y herramienta en el campo médico.


Mi sueño sería tener trabajo estable como artista pública de la comunidad, haciendo murales, haciendo talleres, dando cursos, y seguir estudios para poder sacar un diploma de terapeuta artística. Pero siempre mis sueños van cambiando.


Hay veces que me aborda la ansiedad, pero me dijeron que la ansiedad mata la imaginación, y no quiero perder mi imaginación para poder crear, por ello supero la embestida.


Creo que lo que más me ayudó a enfrentar todos mis retos es, haberme mudado de un país a otra cultura, otro idioma, y poder sobrevivir, entonces nada se compara con eso, por eso voy a poder lograr muchos de esos retos y también entiendo que el crecimiento duele, creo que mentalmente y físicamente, cuando uno va creciendo, el crecimiento es a veces incómodo, pero pasas esa incomodidad y sientes el fruto de ese crecimiento.


Los arte terapistas pueden trabajar en consultorios de salud mental, de adicción, consultorios médicos, pacientes con cáncer. Se debe apoyar los proyectos de arte en sus comunidades, ver si hay lugares abandonados, para convertirlos en un mural, algún lugar para decorar con mosaicos.


El arte no solo sirve para embellecer sino también para mantener limpios los espacios, y también para subir el precio de los lugares, de los negocios, de las casas, es como un círculo sanador, para elevarnos como comunidad, como gente, como barrio. En familias con hijos que tienen inclinación al arte, digo a los padres que se preocupen en averiguar, que se orienten, que les ayuden a buscarles becas, escribir propuestas. Tener paciencia y darle confianza al proceso.


Creo que el arte va a seguir siendo parte de la humanidad, y nos va a seguir ayudando, y eventualmente si se puede vivir del arte, hay personas que lo valoran. Veo potencial al muralismo de Minnesota, yo empecé hace mucho y veo el crecimiento, cada vez hay más muralistas, más organizaciones dispuestas a financiar.


Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Tumblr

Búsqueda

Reciba alertas de podcasts

Sobre Latino Libre USA

En Latino Libre USA compartiremos las experiencias de los inmigrantes; como tú y como yo, que en el camino de cumplir el Sueño Americano los obstáculos desafíos y problemas.

Adquiere tu guía de crédito