TEMP 4 – EP 7: FERNANDA ALMEDA, joven mexicana inmigra a minnesota y triunfa en modelaje

Sinopsis

Fernanda Almeida es modelo, comunicadora social y actriz, nacida en Guadalajara y emigró a Minnesota, es madres de dos hijos, pero no es obstáculo para que triunfe en el modelaje de este estado.


La bella mexicana dice, creo que es muy importante la representación, saber de dónde venimos o que raíces tenemos, porque muchas veces son nacidos acá como mis hijos, y yo de eso me di cuenta desde muy pequeña.


Yo nací en Guadalajara – Jalisco, y mi aspecto es un poquito diferente a todos los mexicanos, y desde pequeña sufrí las preguntas de, de dónde eres, entonces la pregunta de quién soy, de donde soy, comenzó desde temprana edad, yo era muy delgadita, muy alta, mido 1,76, mi cabello es rizado, mis labios son gruesos, mis ojos son grandes, o sea en pocas palabras soy una mezcla de afro latina, negro con mexicano, me acuerdo que recibía el bullyng , pero con 8 hermanos, yo era la novena, estaba acostumbrada.


Agradezco a mis papas, pues ellos sabían que nos veíamos un poco diferentes, nos decían, no les hagan caso, tú eres hermosa, no hay nada de qué avergonzarte, mi papa, un militar grandote de México de familia de carácter fuerte, mi mama creció sin padre, trabajadora, inteligente, protectora.


Creciendo en México, yo de repente veo una modelo en la Tv, y vi que sus huesitos se marcaban y que era muy alta, entonces dije esa seré yo, me di cuenta que la representación sí importa, entonces dejé de sentirme diferente, dije si esa mujer con todos los huesos y alta está en Tv, en revistas, en las pasarelas, por qué no yo, tendría entonces 8 años de edad.


Tuve una infancia muy bonita, a pesar que mi papá militar nos despertaba a las cinco de la mañana, los fines de semana para hacer ejercicio,  se preocupaba porque hiciéramos las tareas, que estuviéramos bien educados, llevábamos actividades extra curriculares siempre, bailes folclórico, natación, gimnasia.


No necesitaba salir, mi padre me decía juega con todos tus hermanitos, mi papá es contador, y hacía auditorías a nivel nacional, nos llevaba en sus viajes, de allí también obtuve el gusto por viajar. Mi papá tenía dos hermanos y una hermana, y sus dos hermanos emigraron a Los Ángeles cuando eran jóvenes. Mi mamá, tuvo tres hermanos, que emigraron a Las Vegas, y la sola hermana que se quedó en México.


Cuando tenía 14 años de edad conocí a mi esposo, fuimos amigos porque él se vino a los Estados Unidos, tuvimos comunicación.


Cuando tenía como 18 años de edad me pidió matrimonio, dije sí, y a los 19 años me case, esperé a que él tramitara mi naturalización, y a los 20 llegué a los Estados Unidos. No estaba preparada para eso, fue un choque.


Mira, yo ya había visitado Estados Unidos, por mis tios, pero otra cosa es vivir acá, yo había tomado clases de inglés, lo entendía y lo escribía, me costaba pronunciarlo porque no lo practicaba tanto, mi esposo me dijo vámonos a Minnesota, me contó que era un Estado muy bonito, más de 10 mil lagos, bosques, animales silvestres, era como un cuento de hadas y le dije si.


Para esto yo ya había efectuado modelaje en Mexico, comencé mi carrera a los 14 años de edad, soy una persona que me encanta disfrutar la vida sanamente, tenía muchos amigos, me gustaba andar para todos los lados.


Y cuando llego acá, me acuerdo que hicimos una parada en las hamburguesas, y  todos ordenando en inglés, me puse ansiosa, fue cuando dije que hago acá, era el mes de mayo, del año 2007, cuando llego a un departamento, con mi esposo, y ya no había tantos hermanos, ni mis padres.


Entrè en una depresión muy grande, que ni siquiera sabía, y después de 17 años aun me queda, estaba prácticamente como incomunicada, tenía planes de estudiar, pero a los dos meses quedé embarazada, y ya no pude.


Por la misma depresión, subí de peso 12 libras, mi hijo nació grande, de casi 7 libras de peso, empezar a salir, tratar de adaptarse, creo que es muy importante reconocer nuestra raíz, porque así como te sacaron de tu tierra, es importante poner tus raíces para que puedas florecer.


Yo estaba acostumbrada a estar rodeada de personas y tener a mi bebé fue lo mejor que pudo haberme pasado, porque ya tenía compañía, que debía darle lo mejor de mí, para darle el mejor ejemplo. Te conviertes en madre, y es lo más bonito en la vida, ir de compras con el bebé, salir a pasear, fue de mucha ayuda para superar la depresión.


Siempre he sido muy activa,  tres años después nace mi hija, y desafortunadamente, cuando mi hija tenía 7 meses, tuve un accidente de auto que me inhabilitó por 2 años con sesiones de quiropráctica. En cuanto me recuperé, empecé a hacer ejercicio para alejar el dolor, y velar por la educación de mis hijos. 


Cuando mi hija tenía dos años y mi hijo, cinco años, yo ya había salido de la terapia, fue cuando empecé a trabajar en Univisiòn Minnesota, como reportera, me ayudo a conocer más el Estado y expandir la voz latina, porque hay latinos que ni siquiera quieren hablar español.


Estoy orgullosa de haber nacido en Mèxico, y quiero que mis hijos se sientan orgullosos de ello. Se debe tener amor propio, una fortaleza inquebrantable, pasión por lo que haces, y nadie te puede parar.


Creo que se debe conocer a la persona, sin importar como se ve, por como es. El modelaje en Mexico es muy diferente que el de Minnesota. En México lo sexualizan mucho, y existe la competencia de ser la mejor, por ello se modifican los cuerpos artificialmente, acá en Minnesota es demasiado comercial, mucho màs natural.

          

    

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Tumblr

Búsqueda

Reciba alertas de podcasts

Sobre Latino Libre USA

En Latino Libre USA compartiremos las experiencias de los inmigrantes; como tú y como yo, que en el camino de cumplir el Sueño Americano los obstáculos desafíos y problemas.

Adquiere tu guía de crédito