Subida de intereses y crecimiento económico produjeron que el dólar se fortalezca

Crecimiento económico
A día de hoy, la economía norteamericana se ha mostrado resiliente, sin embargo, el temor a una desaceleración sigue vivo.

Desde hace meses, la política monetaria restrictiva adoptada por los bancos centrales, y especialmente por la Reserva Federal, amenaza con la posibilidad de una recesión inminente en Estados Unidos.

A día de hoy, la economía norteamericana se ha mostrado resiliente, sin embargo, el temor a una desaceleración sigue vivo.

Analistas consideran que el dólar estadounidense se ha comportado siempre de manera peculiar.

Para explicarlo, ponen de ejemplo al marco alemán antes de la llegada del euro. Cuando la economía del país centroeuropeo se encontraba en un camino expansivo más rápido que sus socios comerciales, la divisa alemana se apreciaba, es decir era una moneda fuerte.

Si tenemos en cuenta el rendimiento relativo de la economía frente a su moneda, se obtiene una línea positiva, con pendiente ascendente, remarcan.

Al contrario, el yen japonés y el franco suizo tienen pendiente descendente, es decir, son divisas que prosperan en tiempos de crisis y que por eso se consideran activos refugio.

El dólar, en cambio, se fortalece cuando la economía estadounidense crece y hay optimismo en los mercados.

Pero el billete verde también aumenta su valor en un contexto de recesión global, puesto que es percibido como refugio por los inversores. Se aprecia en una situación.

No obstante, en un contexto intermedio, cuando Estados Unidos, entra en recesión antes que sus homólogos, los inversores optan por activos más rentables y el dólar sufre.

Los analistas afirman que se puede decir que el mundo se ha vuelto más multipolar en términos reales, especialmente desde que la Organización Mundial del Comercio admitió a China como miembro en 2001.

Pero en los mercados financieros el dólar sigue siendo tan dominante como lo fue hace 20 años. Por lo tanto, creemos que esta curvatura todavía está presente.

El rápido descenso de la inflación estadounidense abriría las puertas de que la Fed suba los tipos de interés una vez más para luego poner fin al alza.

Este escenario prepararía el terreno para un aterrizaje suave de la economía.

Se predice una alza y sucesivos recortes por hasta 100 puntos básicos hasta finales de 2024.

La Fed teme que la inflación, especialmente la subyacente, permanezca alta. Sin embargo, se cree que bajará rápido, favorecida por los precios de la energía, de los bienes, de los servicios y de la vivienda.

Además, se considera que China seguirá exportando deflación de precios de bienes al resto del mundo, sobre todo a Estados Unidos.

La crisis del dólar

En el siglo pasado, el dólar era la divisa líder para el comercio y las transacciones internacionales. Pero la pérdida de hegemonía de Estados Unidos planteó el dilema de una desdolarización global.

Si se observa al dólar como reserva, su peso ha ido cayendo en los últimos 20 años. Ha bajado del 70% a cerca del 60% actual, y sigue disminuyendo, señalan los analistas.

No obstante, desde la perspectiva de los mercados, su relevancia es indiscutible. El 88% de las transacciones se siguen efectuando en dólares. Pese al ascenso de China y de la India, a la introducción del euro y del petrodólar, la divisa estadounidense no ha cedido apenas cuota de mercado.

Se señala que los factores que más han influido en la tendencia alcista del dólar es la expectativa de que se sigan subiendo las tasas de interés en Estados Unidos.

Te recomendamos este video que te ayudará a mejorar tu crédito:

“Para mas consejos síguenos en el canal de crédito YouTube

Si necesita ayuda con su crédito y necesita un análisis gratuito puede contactar con nosotros si necesitamos acceder a su crédito. Ingrese a este link o comuníquese al (612) 474-9919

Asimismo, le invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookYouTubeLinkendInTwitterTiktokPodcast e Instagram, para que no se pierda ninguna información de valor que constantemente y de manera gratuita brindamos.