fbpx

Los préstamos estudiantiles y los gastos de subsistencia

Préstamos estudiantiles
Según estadísticas recientes, se sabe que, como estudiante universitario, la matrícula y las tarifas de su escuela son solo una parte de los costos totales de educación

Por Manuel Tovar, 01 de Septiembre  – Hispanic Solutions Group

¿Puede utilizar préstamos estudiantiles para cubrir sus gastos de subsistencia? Ante esta interrogante hoy les damos algunos datos interesantes en nombre de nuestros especialistas en crédito de Hispanic Solutions Group.

Según estadísticas recientes, se sabe que, como estudiante universitario, la matrícula y las tarifas de su escuela son solo una parte de los costos totales de educación. Según The College Board, los gastos de manutención, incluidos el alquiler, las comidas y el transporte, cuestan a los estudiantes de pregrado alrededor de $ 17,000 por año aproximadamente en los años 2019-20. Como es de conocimiento general, la mayoría de los estudiantes y las familias no tienen suficiente dinero ahorrado para poder pagar todos sus gastos universitarios, por lo que es posible que deba utilizar préstamos estudiantiles federales o privados para poder cubrir el costo.

¿Puede pagar los gastos de subsistencia con préstamos para estudiantes?

La matrícula y las cuotas representan solo un pequeño porcentaje de lo que usted pagara por la universidad. Es por eso que las escuelas muestran su costo total de asistencia (COA): un aproximado de lo que los estudiantes gastan en matrícula, cuotas, alojamiento y comida, libros de texto, suministros, transporte y otros gastos básicos que se necesitan cubrir como estudiantes.

¿Cómo se determina el costo total de asistencia?

El Costo Total de Asistencia (COA) lo determina la escuela individual, no el gobierno federal. El COA variará según la universidad a la que asista y su ubicación. Por ejemplo, una universidad en Nueva York, que tiene un costo de vida muy alto, tendrá un COA más alto que una escuela en Mississippi, el estado con el costo de vida más bajo del país. Las escuelas tienen sus propias fórmulas para calcular el Costo Total de Asistencia (COA), pero muchas usan un promedio de lo que gastan los estudiantes para determinar el costo típico.

El Costo Total de Asistencia (COA) determinado por la escuela es generalmente el máximo que puede recibir en ayuda financiera, incluidas subvenciones, becas y préstamos para estudiantes. Tanto el gobierno federal como los prestamistas privados de préstamos para estudiantes utilizan el COA para determinar la cantidad máxima de ayuda.

Estos son los usos autorizados de préstamos estudiantiles para gastos de subsistencia, que le damos a conocer.

Cuando obtiene un préstamo estudiantil, debe firmar un contrato de préstamo que establezca los términos del préstamo, incluida su tasa de interés. En el acuerdo, también enumera los usos autorizados del dinero. Además de la matrícula, los siguientes gastos de manutención cuentan como usos autorizados de préstamos estudiantiles:

• Alquiler. Los préstamos para estudiantes se pueden utilizar para pagar su vivienda. Puede usar dinero prestado para pagar un dormitorio, pero también puede usar préstamos estudiantiles para gastos de vida fuera del campus, como alquilar un apartamento con amigos.

• Las comidas. El COA incluye una asignación para cubrir sus comidas. Ya sea que se inscriba en el plan de comidas para la universidad o compre sus propios alimentos, puede usar sus préstamos para pagar los alimentos.

• Computadora personal. Puede alquilar o comprar una computadora personal con préstamos estudiantiles para ayudarlo a completar su trabajo de clase.

• Suministros. Si necesita suministros adicionales, como cuadernos, bolígrafos o software, puede usar sus préstamos para comprar esos materiales.

• Cuidado de niños o dependientes. Los préstamos para estudiantes se pueden usar para pagar el cuidado de los niños, como, por ejemplo, contratar una niñera para cuando asista a clases.

• Transporte.  En este rubro usted, puede utilizar sus préstamos para pagar el mantenimiento de su automóvil, combustible o tarifas de autobús y/o taxi.

Los costos que se deben evitar pagar con préstamos estudiantiles

Usted, puede utilizar préstamos estudiantiles federales y privados para cubrir algunos de sus costos mientras está en la escuela. Sin embargo, los estudiantes deben tener cuidado con los tipos de deuda que asumen por artículos escolares, a menudo porque los préstamos federales para estudiantes son relativamente fáciles de obtener. Incluso puede calificar para préstamos estudiantiles, para gastos de subsistencia con mal crédito, ya que la mayoría de los préstamos federales no requieren una verificación de crédito.

Obtener préstamos cuando tiene un crédito deficiente puede ser tentador. Pero usar préstamos estudiantiles para gastos como los siguientes puede ser un error costoso:

• Compra de un vehículo. Si bien los préstamos para estudiantes pueden usarse para transporte, las reglas establecen que deben usarse para mantenimiento, combustible o tarifas. No están destinados a la compra de un automóvil ni a los pagos de un préstamo para automóvil.

• Viajar. Puede usar una parte de sus préstamos para programas legítimos de estudios en el extranjero, pero debe evitar usarlos para pagar viajes no esenciales, como unas vacaciones de primavera.

• Salir a cenar. Bajo el costo de asistencia, la asignación para comidas debe ser una cantidad razonable para un plan de comidas o comestibles. No está diseñado para cubrir entregas frecuentes o comidas en restaurantes.

En general, debes pensar en tus préstamos estudiantiles como una opción de financiamiento para pagar los gastos esenciales y lo básico. Entonces puede utilizar sus préstamos para cubrir alimentos, vivienda y transporte, pero a un nivel modesto y económico.

¿Por qué es clave mantener bajo el gasto en préstamos para estudiantes?

Cuando reciba su carta de concesión de ayuda financiera, es posible que le ofrezcan más préstamos para estudiantes de los que realmente necesita. O puede descubrir que tiene dinero extra después de pagar sus facturas habituales. Sin embargo, usted solo debe usar el mínimo necesario para pagar la escuela debido a las siguientes razones:

1. Alcanzar los máximos de préstamos

Existen límites sobre cuánto puede pedir prestado en préstamos federales para estudiantes anualmente y durante su vida. Si usa más dinero del que necesita durante su primer o segundo año, es posible que usted no pueda pedir prestado más dinero en su tercer o cuarto año. Si decide obtener un título de posgrado, es posible que no sea elegible para ciertos tipos de préstamos para estudiantes de posgrado para gastos de subsistencia. Pida prestada la menor cantidad necesaria para asegurarse de tener ayuda financiera para toda su educación. De lo contrario, es posible que deba recurrir a préstamos privados, que tienden a tener tasas más altas y términos de pago más estrictos.

2. Sanciones

El uso de préstamos para estudiantes con fines no esenciales puede ser riesgoso. Particularmente con los préstamos federales para estudiantes, sacar más de lo que puede pagar puede tener consecuencias importantes si se atrasa en sus pagos:

• La liquidación por quiebra es rara. Con otras formas de deuda, como préstamos para automóviles o saldos de tarjetas de crédito, puede declararse en quiebra para eliminar su deuda y comenzar de nuevo. Sin embargo, los préstamos federales para estudiantes son muy difíciles de liquidar en caso de quiebra.

• Interés. Si usa préstamos estudiantiles para lujos, como cenar en restaurantes o viajar, tenga en cuenta que pagará intereses por el dinero que pida prestado. La mayoría de los prestatarios tardan 10 años o más en pagar sus préstamos, por lo que podría terminar pagando miles de dólares más de lo que pidió prestado inicialmente.

• Embargo de salario. Si no cumple con sus préstamos federales para estudiantes, la entidad administradora de sus préstamos puede embargar su salario y tomar dinero directamente de su cheque de pago.

• Compensaciones del Tesoro. Los administradores de préstamos federales también pueden incautar su reembolso de impuestos a través de compensaciones del Tesoro.

• Crédito arruinado: los pagos atrasados y el incumplimiento de sus préstamos estudiantiles pueden dañar seriamente su crédito, lo que dificulta calificar para un préstamo de automóvil, hipoteca de vivienda o incluso obtener la aprobación para arrendar un apartamento.

¿Cómo establecer un presupuesto para los gastos de subsistencia como estudiante universitario?

Se recomienda que, como estudiante universitario, es importante desarrollar un presupuesto antes de que comience la escuela para administrar sus finanzas. Para crear un presupuesto, evalúe cuánto dinero tiene para gastar en becas, subvenciones, programas de trabajo y estudio, ahorros y contribuciones familiares. Luego, deduzca el costo total de asistencia de su escuela. El número resultante es cuánto necesitará pedir prestado en préstamos estudiantiles.

Si bien puede utilizar préstamos estudiantiles para cubrir sus gastos de manutención, es aconsejable limitar sus gastos para minimizar la deuda de sus préstamos para estudiantes. Cumplir con un presupuesto mientras estás en la escuela facilitará el pago de tu deuda después de la graduación y te ayudará a alcanzar tus metas.

Te invitamos a seguir nuestras redes sociales: LinkendIn, Facebook, Twitter e Instagram para encontrar más información relacionada con finanzas. También en nuestro canal de YouTube El Canal del Crédito para aprender a mejorar tu crédito. Si necesita ayuda en la reparación de su crédito, disputar deudas que no le pertenecen, u otros servicios, llámenos al (612) 216-1599.