fbpx

Como están los interese en alza piense en refinanciar la hipoteca

Refinanciamiento con desembolso de efectivo
un refinanciamiento Streamline estándar del USDA o un refinanciamiento Streamline-Assist del USDA.

En los Estados Unidos, las tasas hipotecarias han aumentado sustancialmente durante el último año. En ese tiempo, la Reserva Federal ha iniciado una serie de aumentos de tasas de interés, con tasas que superaron el 7% en octubre de 2023, la tasa más alta vista en dos décadas.

Por ello, refinanciar un préstamo hipotecario puede ser un salvavidas financiero crucial para muchos propietarios de vivienda. Ya sea que estés buscando bajar tu pago mensual de la hipoteca o aprovechar el capital de tu casa para financiar un proyecto de renovación. Solicitar un refinanciamiento te puede ayudar a alcanzar objetivos personales sin arruinar tus finanzas.

A veces puede ser difícil saber qué tipo de refinanciamiento se adaptaría mejor a tus necesidades individuales. Para decidir entre los principales tipos de opciones de refinanciamiento, debes considerar tu tipo de préstamo actual, el valor de tu casa, el saldo actual del préstamo y si pagas seguro hipotecario.

Opciones de refinanciamiento Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Un refinanciamiento con desembolso de efectivo es un tipo de opción de refinanciamiento con desembolso de efectivo en el que el prestatario saca un préstamo nuevo sobre su propiedad por una cantidad más grande de lo que debe en su préstamo hipotecario original. Después recibe la diferencia entre esas dos cantidades en efectivo.

Esto no agrega otro pago mensual. El préstamo más grande reemplaza la hipoteca actual del prestatario y la cantidad del pago mensual cambia bajo el nuevo acuerdo. Si estás haciendo un refinanciamiento con desembolso de efectivo, es importante revisar los términos en detalle para entender muy bien cómo este tipo de refinanciamiento hipotecario afectará tu presupuesto.

Refinanciamiento con aporte de efectivo

A diferencia de un refinanciamiento con desembolso de efectivo, en un refinanciamiento con aporte de efectivo el prestatario aporta una cantidad grande de dinero al proceso de refinanciamiento en lugar de recibirlo.

Pagando una parte significativa del saldo de la hipoteca, reduces tu relación préstamo-valor (LTV) y aumentas la cantidad de capital que tienes en tu casa, lo que podría dar como resultado pagos mensuales más bajos o una tasa de interés más baja. Esta opción de refinanciamiento tiende a ser mejor para las personas con una hipoteca devaluada o propietarios de vivienda que todavía no tienen una cantidad considerable de capital de su vivienda.

Refinanciamiento de tasa y términos

Un refinanciamiento de tasa y plazo permite que los prestatarios cambien la tasa de interés y los términos del préstamo de una hipoteca existente. Esto tiende a ser una opción beneficiosa cuando las tasas de refinanciamiento son bajas, y un prestatario puede obtener términos más favorables con su prestamista.

El tamaño del préstamo hipotecario sigue igual. Pero dependiendo de los cambios hechos al préstamo, podrías potencialmente terminar con pagos mensuales más bajos o pagar tu hipoteca más rápido de lo que originalmente habías planificado.

Refinanciamiento Streamline de la FHA

Un refinanciamiento Streamline de la FHA puede ser una excelente opción para los propietarios de vivienda con préstamos de la Administración Federal de Vivienda (FHA) que quieren reducir sus pagos mensuales y evitar repetir el proceso de tasación de la FHA. Si actualmente tienes un préstamo convencional, no podrás cambiar a una hipoteca FHA con este tipo de refinanciamiento.

Dependiendo de las circunstancias de tu refinanciamiento FHA, puedes elegir entre un streamline con crédito elegible, en el que el prestamista revisa tu puntuación de crédito y tu relación deuda-ingresos (DTI), o un streamline sin crédito elegible para tu préstamo de la FHA.

Refinanciamiento Streamline del VA

Un refinanciamiento Streamline del VA (también llamado IRRRL del VA) es una opción disponible para los veteranos militares y los miembros de las fuerzas armadas en servicio activo que tienen préstamos del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA).

Este tipo de refinanciamiento streamline permite que los prestatarios del VA potencialmente reduzcan sus pagos mensuales y sus tasas de interés, acorten o alarguen el plazo de su préstamo o cambien de una hipoteca con tasa de interés ajustable (ARM) a una hipoteca con tasa fija.

También pagan una tarifa de financiamiento al VA más baja. Si eres un veterano, un miembro de las fuerzas armadas o el cónyuge superviviente de un veterano con un préstamo del VA, es posible que puedas obtener un IRRRL del VA; solo tendrás que presentar un comprobante de residencia al prestamista para calificar.

Refinanciamiento Streamline del USDA

Un refinanciamiento Streamline del USDA permite que los prestatarios con préstamos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) con poco capital en su casa, potencialmente reduzcan su tasa de interés y cambien el plazo del préstamo evitando más tasaciones o inspecciones de su propiedad.

Dependiendo de tus calificaciones específicas, incluyendo si la propiedad hipotecada es tu residencia principal, la edad y el número de pagos hechos al préstamo principal, tu relación DTI y tu puntuación de crédito, puedes elegir entre

un refinanciamiento Streamline estándar del USDA o un refinanciamiento Streamline-Assist del USDA.

Hipoteca inversa

Una hipoteca inversa es técnicamente un tipo de opción de refinanciamiento para los prestatarios mayores de 62 años con suficiente capital en su casa. Los prestatarios que cambian a una hipoteca inversa no tienen que hacer pagos sobre su préstamo mientras están vivos.

De hecho, si fueras a refinanciar con una hipoteca inversa, recibirías fondos que vienen del capital de tu vivienda para usarlos para lo que creas conveniente. Podrías usar el dinero para financiar mejoras a la casa o consolidad deuda de tarjetas de crédito.

Sin embargo, es importante mencionar que sí tendrías que pagar ciertos cargos relacionados con ser propietario de una vivienda y tu hipoteca durante el plazo del préstamo. Una vez vendas tu casa o mueras, el saldo del préstamo deberá pagarse a tu prestamista. El saldo se puede pagar con las ganancias de la venta de la casa o por medio de pagos hechos por tus herederos después de un refinanciamiento estándar.

Refinanciamiento sin costos de cierre

Con un refinanciamiento sin costos de cierre, el prestatario no tiene que pagar costos de cierre al principio. En cambio, los costos de cierre se cubren con una tasa de interés más alta en el préstamo, o se trasladan al saldo de principal del préstamo.

Este tipo de refinanciamiento es especialmente beneficioso para quienes solo planean vivir en la casa por unos pocos años o necesitan acceso a los fondos que típicamente usarían como costos de cierre para pagar gastos en otras áreas de su vida.

Refinanciamiento en corto

Un refinanciamiento en corto puede ser una excelente opción para los prestatarios que están atrasados en los pagos de su préstamo hipotecario y están en riesgo de la ejecución hipotecaria.

Con este tipo de refinanciamiento, tu prestamista reemplaza la hipoteca existente por un préstamo con saldo reducido. Los pagos mensuales bajan a un nivel que realísticamente puedas pagar. Tú, como propietario de vivienda, conservas tu propiedad, y tu prestamista pierde menos dinero que si la vivienda hubiera sido embargada o se hubiera hecho una venta en corto.

Es importante mencionar que esto podría afectar tu crédito dependiendo de las circunstancias que rodean al refinanciamiento. Tu prestamista también tiene que aprobar un refinanciamiento en corto.

Te recomendamos este video para que conozcas más sobre os intereses:

“Para mas consejos síguenos en el canal de crédito YouTube