fbpx

Obtener un préstamo día de pago puede resultarle costoso de pagar

préstamo día de pago
Para obtener un préstamo de día de pago, usted entrega un cheque personal al prestador por el monto que solicitó,

La urgencia de obtener, al instante, dinero en efectivo, para cubrir alguna emergencia, muchas veces hace que recurramos a lo más fácil sin tener en cuenta que los intereses que tengamos que pagar alcanzan hasta casi 400 por ciento en tan solo 60 días.

Un préstamo de día de pago o uno con el título de propiedad de su auto, son los más fáciles de conseguir, pero son opciones de préstamo muy costosas y lo pueden dejar atrapado en una cadena de deudas. Los préstamos de día de pago son bajo monto y de corto plazo. Habitualmente, son de $500 o menos, y por lo general hay que repagarlos en un plazo de entre dos y cuatro semanas. Estos préstamos, también llamados adelantos de efectivo, son legales en la mayoría de los estados de EE. UU.

Para obtener un préstamo de día de pago, usted entrega un cheque personal al prestador por el monto que solicitó, más los cargos del prestador. O, usted autorizar al prestador a debitar electrónicamente de su cuenta bancaria el monto del préstamo más los cargos.

Si usted no paga el préstamo en la fecha fijada, el prestador puede cobrar el cheque o debitar el pago electrónicamente de su cuenta.

Se trata de préstamos muy costosos en que los prestamistas cobran entre $ 10 y $ 30 por cada $100 que entregan. Esto significa que, en un préstamo de día de pago, un cargo de $15 por cada $100 equivale a una tasa porcentual anual (APR) de 391%.

En un préstamo de día de pago corriente, usted quiere un préstamo de $500. El prestador le ofrece el préstamo por dos semanas. El cargo es de $15 por cada $100 que tome prestados. Así que los intereses serán $75.

Usted le entrega un cheque de $575 al prestador, o lo autoriza a efectuar un débito electrónico de su cuenta bancaria por ese monto. El prestador le entregará los $500 en efectivo.

Al cumplirse el plazo, dos semanas más tarde, usted le paga $575 al prestador. Dependiendo de cómo haya acordado repagar el préstamo, en ese momento, el prestador puede debitar su cuenta bancaria, cobrar su cheque o aceptar su pago en efectivo o por algún otro medio.

Usted no puede pagar el préstamo en la fecha, los prestadores le prorrogarán la fecha de vencimiento por otras dos o cuatro semanas, pero usted debe pagar otro cargo. Eso es lo que se llama un “rollover” o renovación de préstamo.

Cuando usted no paga, y renueva el préstamo de $500 por otras dos semanas. Esta renovación le cuesta otros $75. Esos $75 se suman a los $575 que ya debía, así que ahora adeuda $650. Con el rollover o renovación, un préstamo de $500 por cuatro semanas asciende a $150 de solo interés.

Si renueva el préstamo varias veces, puede terminar pagando cientos de dólares en concepto de cargos y aún sigue debiendo el monto del préstamo original.

Los préstamos con título de propiedad de un carro, llamados también préstamos de título son de corto plazo. Habitualmente tienen un plazo de 15 o 30 días. La garantía o colateral de estos préstamos es su carro, camión, motocicleta o algún otro vehículo.

Los préstamos sobre el título de propiedad de un carro suelen extenderse por un monto que varía entre el 25% y el 50% por ciento del valor del vehículo.

Para obtener un préstamo de título, usted le debe entregar el título de propiedad de su vehículo al prestador. Por lo general, usted tiene que ser dueño de su vehículo sin ningún tipo de prenda o gravamen, pero algunos prestadores aceptarán su título si ya pagó la mayor parte del préstamo de su vehículo.

El prestador querrá ver el vehículo, una identificación personal con foto y un comprobante del seguro. Muchos prestadores también exigen la entrega de un juego duplicado de llaves del vehículo. Si obtiene un préstamo de título, no recuperará el título de propiedad de su vehículo hasta que pague el monto que tomó en préstamo más el cargo de financiación del prestador y cualquier otro cargo aplicable. Si no paga puede perder su auto.

Antes de optar por estos tipos de préstamo, si necesita dinero con urgencia, puede solicitar un adelanto a su empleador. Pídales más tiempo a sus acreedores para pagar sus facturas.

Trate de obtener un préstamo en una cooperativa de crédito. Las cooperativas de crédito por lo general ofrecen tasas de interés más bajas que los bancos u otros prestadores.

Visite un banco local. Los bancos locales ofrecen préstamos más chicos con términos de repago más fáciles que los grandes bancos regionales y nacionales.

Existen diversas compañías para que pueda escoger y acceder a un préstamo con la mejor opción que se adapte a su perfil como Payoff, Tally, PersonalLoans, BadCreditLoans, Cashusa, Quicken, MaxLend Installment Loans, Payoff, Yieldstreet, Current, Ace Cash Express, Stilt, Vaulted, ZocaLoans, OppLoans y Honest Loans.