Es mejor buscar acuerdo cuando se tiene deudas de tarjetas de crédito

Tarjetas de crédito
Por ello, en la mayoría de los estados, la deuda como tal, ni caduca, ni desaparece hasta que la pague.

El incremento de la inflación, los intereses, ha provocado que los propietarios de tarjetas de crédito acumulen más deudas y tengan problemas para cancelarlas.

En los Estados Unidos, no existe la prisión por motivo de deudas, pero el dejar de pagar se considera una violación de un contrato legal y la agencia de cobranza o el banco pueden elegir llevarlo a juicio.

Por ello, en la mayoría de los estados, la deuda como tal, ni caduca, ni desaparece hasta que la pague.

En caso se haya generado un incumplimiento de pago, de la tarjeta, mayor a 90 días, el cliente, además de ser considerado dentro de la categoría dudoso, el banco bloqueará la cuenta para cualquier operación de compra o disposición de efectivo.

Negociar una deuda de tarjeta de crédito es muy sencillo, solo tienes que acercarte con un ejecutivo de cuenta del banco con el que tienes la tarjeta y exponer tu situación, el banco te ofrecerá opciones para solucionar el problema.

Esto es lo más aconsejable, porque, después de que dejes de pagar la tarjeta de crédito con tu banco y tras pasar algún tiempo, la entidad bancaria podrá embargar la cuentas de ahorro o de nómina que estén a tu nombre.

Cuando tienes un historial de pagos sólido, probablemente tengas mejores posibilidades para negociar con un acreedor.

Consejos para negociar

Llama en la mañana

No llames en las tardes, cuando los representantes de servicio al cliente están cansados y estresados, y han estado todo el día lidiando con clientes furiosos. Tampoco llames durante los fines de semana, ya que en caso de necesitar hablar con un supervisor, es posible que no lo encuentres esos días.

Sé amable

Comienza la conversación de manera positiva y sé cortés. Asegúrate de que tu tono de voz proyecte una solicitud, no una exigencia, para establecer una buena comunicación y obtener la cooperación de la persona al otro lado de la línea telefónica.

Solicita hablar con un supervisor

Si no consigues nada de la persona con la que estás hablando, no sientas temor de solicitar hablar con un supervisor. Aun cuando la conversación no sea hostil o negativa, puede que necesites hablar con un gerente, pues algunos empleados te dirán que no tienen la autoridad para concederte tu solicitud.

En el caso de ser cliente antiguo, o llevas varios años con la misma compañía de tarjetas de crédito, puedes mencionar tu condición de usuario de mucho tiempo para que se te tome en cuenta al hacer tu solicitud.

Esto puede trabajar a tu favor, pues la mayoría de los bancos valoran los clientes leales y de varios años.

Quizás has hecho una gran cantidad de cargos a lo largo de los años. Si has sido un cliente valioso debido a la gran cantidad de bienes y servicios que has cargado, menciónalo. Y comunícales que también valoras tu relación con ellos y que quisieras permanecer como un cliente responsable.

Disposición para pagar la deuda

Los acreedores pueden no estar dispuestos a ser flexibles con las personas que ellos perciben que están tratando de zafarse de sus deudas. Lo peor que puedes hacer es dar la impresión de ser un irresponsable que intenta evadir la responsabilidad de sus pagos. Una mejor estrategia, es hacer hincapié en el gran deseo que tienes de pagar las cuentas.

Circunstancias atenuantes

Cuando ha habido situaciones fuera de lo común, infórmaselo a tus acreedores; por ejemplo, perdiste tu empleo, alguien de tu familia murió o algo trascendental sucedió en tu vida que causó que dejaras de hacer un pago.

También infórmales si sucedió algo que impidió que recibieras tus facturas, como una mudanza o si te divorciaste y fue tu ex cónyuge quien recibió las facturas. Existe la posibilidad de que los acreedores pudieran estar dispuestos a perdonar tus cargos por demoras en estos casos.

La primera vez

Si nunca te habías demorado con tus pagos o nunca te habían impuesto un cargo por excederte del límite de crédito, solicita directamente que te eliminen las penalidades asociadas a estos casos.

Un hecho poco conocido es que la mayoría de las compañías de tarjetas de crédito le otorgan a sus empleados (sin la necesidad de consultar a un supervisor) la autoridad para eliminar los cargos por demora en los que usted pueda incurrir una vez cada 12 meses.

Si este es tu caso, solicita que te eliminen esos cargos. Te sorprenderás de la facilidad con la que acceden.

Menciona a la competencia

Cuando estés negociando una tasa de interés más baja, menciona que tal vez consideres otra compañía.

El punto aquí no es hacer una amenaza, pero, ciertamente, tienes el derecho de explorar tus opciones, e informarle a tu acreedor sobre las ofertas de transferencia de balances o de tasas de interés más bajas que otras compañías te ofrecen, y que estarías dispuesto a considerar si ellos no te ajustan el interés de tus tarjetas.

“Para mas consejos síguenos en el canal de crédito YouTube

Si necesita ayuda con su crédito y necesita un análisis gratuito puede contactar con nosotros si necesitamos acceder a su crédito. Ingrese a este link o comuníquese al (612) 474-9919

Asimismo, le invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookYouTubeLinkendInTwitterTiktokPodcast e Instagram, para que no se pierda ninguna información de valor que constantemente y de manera gratuita brindamos.