EP 111 JUVENTINO MEZA: Un niño inmigrante mexicano se convirtió en Doctor en Leyes y representante de Minnesota, superando desafíos como acoso escolar y laboral.

Sinopsis

Juventino Meza es un defensor de los derechos humanos reconocido internacionalmente, cofundó NAVIGATE MN (ahora Unidos MN), un programa de desarrollo de liderazgo, y cofundó el programa de pasantías Capitol Pathways para estudiantes universitarios de color y estudiantes nativos americanos Su trabajo se centra en los latinos, la educación superior, las comunidades LGBT, la política de inmigración, la gobernanza y la democracia.


Juventino es el único indocumentado nombrado miembro de una junta estatal y que obtiene un título en derecho en Minnesota. También forma parte del Comité de Políticas del Centro Legal de Inmigrantes de MN. Además de una licenciatura de la Universidad de Augsburgo, tiene un doctorado en derecho con un certificado de soberanía y derecho de los nativos americanos, de la Facultad de Derecho Mitchell Hamline.


Para alcanzar todos estos logros, tuvo que batallar duro, de familia de inmigrantes mexicanos pobres, llegó a Minnesota siendo un niño, tuvo que sufrir acoso en la escuela, a punto que tuvo que dejar los estudios, pero retornó y ahora es una de las personas más distinguidas del Estado.


Juventino relata, cuando llegue a los Estados Unidos, me reuní con mis padres, por primera vez en muchos años, yo viví con mi mamá en México, siempre, y mi papá viajaba a los Estados Unidos, y había años que no había regresado, por ello fue la primera vez que estuve con los dos después de muchos años, y con mis hermanos que eran más grandes. Pero la experiencia de estar en un país nuevo, un lenguaje nuevo, es confusa para alguien pequeño, un niño.


Llegue directamente al Estado de Minnesota, mis padres vivían aquí, mi padre residió en California por un tiempo, pero, fue en Minnesota donde ellos estuvieron viviendo desde el 2000, yo llegue el 2003, Llegue de México, donde estaba en el grado 11, no hablaba inglés, no sabía usar la computadora, Mi hermana que es un poco mayor que yo estaba en la escuela, mis padres me registraron en la escuela, ingresé a un programa de estudiantes que estaban aprendido Inglés, algo que me acuerdo mucho es, cuando estas en México todos comen la misma comida, nunca viajas, cuando estás aquí en la escuela encuentras a personas de todo el mundo y empiezas a aprender cosas de otras personas, de otras comunidades, fue difícil tratar de conocer nuevas amistades, aprender las calles, yo vivía en west St.Paul, tuve que ingeniármelas como llegar a lugares, como agarrar el autobús, fue un poco de shock, pero al mismo tiempo fue algo divertido, porque era algo nuevo.


Creo que para mí, siempre fue importante tomar ventaja de las circunstancias, anota. En nuestras comunidades non enseñan a no comentar como llegamos a los Estados Unidos, menos sobre el estatus. Creo que es un miedo válido. Yo recomendaría a los jóvenes a no limitarse a las cosas que tienen en sus casas, a permanecer en la burbuja de su hogar. Por los sábados acudía a un programa que se llama La Puerta Abierta, en el west side de St. Paul, allí me enseñaban como usar la computadora, y después de la escuela iba a la biblioteca donde me ayudaban con la tarea de Matemática de mi escuela, son cosas pequeñas pero importantes porque aprendí a como tomar el bus, caminar y conocer los lugares, eso hizo que tuviera contacto con las personas que hablaban inglés y pude aprender más rápido, es un ejemplo de iniciativa que cualquier joven puede utilizar.


Hay muchos recursos en la comunidad que uno puede usar cuando se requiere. Cuando eres una persona indocumentada, en ese tiempo no había mucha ayuda y trate de solicitar ayuda para estudiar en la universidad, muchos me dijeron que no sabían si era posible, Allí fue donde tuve que salir a hablar sobre un inmigrante indocumentado, porque otros niños latinos del grado 10 me estaban acosando y trataron de golpearme en un baño de la escuela, allí fue donde me salí de la escuela y fui a trabajar en un restaurante mexicano, donde el acoso y los comentarios siguieron.


Retorne a la escuela y fue donde me enfoque en ir a la universidad, pero tuve la experiencia de escuchar de personas que te digan cosas feas, es traumático, entonces la parte sorprendente de todo ello, es que asumí todo sobre mí y no le hable a nadie sobre eso, hasta años después. Y cuando yo hablé con mi papá, por ejemplo, le dije que iba a salir de novio con otro hombre, y que se lo decía para que no lo supiera de otras personas, mi papá me dijo que porque no le había dicho antes, le dije que tenía miedo de que me iban a correr de mi casa, lloró y se disculpó, y que nunca habría hecho eso, y que lo único que importaba es que yo fuera feliz. Eso fue muy importante, porque mi papá no tiene educación, es de familia católica, me enseño que todo el mundo no es como pensamos. Es importante que nosotros sepamos que no todos somos iguales.


Yo le diría a los jóvenes que están en a situación por la que pase años atrás, que busquen no tener miedo de hablarle a alguien de su familia, a otras personas, para poder desahogarse de su experiencia, Y la otra cosa, es que hay un montón de recursos en la comunidad, donde puedes encontrar personas con quien hablar, o cuando tu familia te rechaza puedes encontrar ayuda, vivienda, alimentación, trabajo, y lo más importante tu seguridad, hay organizaciones en nuestro idioma, como La Esperanza, el Y, El Out From Minnesota.


Yo, cuando regrese a la escuela, empecé a pedir información, hasta que llegue a un programa que ahora se llama Collegue Possible, que ayudaba a jóvenes de bajos ingresos a estudiar en la universidad, no tenían estudiantes indocumentados, yo fui el primero, ellos estaban trabajando en una ley que daba oportunidades a los indocumentados, para que pagando lo mismo que los estudiantes residentes, pudieran estudiar en las universidades. Me junte con otros jóvenes en la misma situación y además aprendí lo relacionado, en la legislación de Minnesota, éramos 5 jóvenes indocumentados en la misma situación, y estudiábamos en universidades privadas porque las universidades púbicas no nos aceptaban.


Coincidimos en la Universidad de Augsburgo, y hicimos realidad el proyecto Navigate, era un proyecto cuando me gradué de la secundaria, en el 2007, La idea era contar nuestras historias y orientar a jóvenes inmigrantes indocumentados a poder estudiar en la universidad.


Hicimos videos, participábamos en eventos comunitarios. Este proyecto de verano se prolongó por años, La universidad de Augsburgo me había dado una beca completa, por lo que me centre en el programa Navigate, como voluntario. Junto a otros jóvenes de otros Estados, se logró que Obama diera la Ley de Acciòn Diferida que es que indocumentados puedan estudiar en la universidad, obtener su permiso de trabajo.


Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Tumblr

Búsqueda

Reciba alertas de podcasts

Sobre Latino Libre USA

En Latino Libre USA compartiremos las experiencias de los inmigrantes; como tú y como yo, que en el camino de cumplir el Sueño Americano los obstáculos desafíos y problemas.

Adquiere tu guía de crédito