EP 102 LEISBEL LAM: refugiado cubano es ejecutivo e ingeniero en empresa de construcción

Sinopsis


Leisbel Lam, escapó de Cuba con su padre, en una lancha, cuando tenía 19 años de edad, vivió 8 años en Miami, y en la actualidad radica en Minnesota, y trabaja como ingeniero en Michaud Cooley Erickson, una empresa de ingeniería mecánica, eléctrica y de plomería, ejecutivo con espíritu emprendedor y pasión por el liderazgo transformacional, dirige los sectores de gobierno, educación superior y mercado corporativo.


Leisbel brinda orientación estratégica y participación del cliente en los  mercados corporativo, gubernamental y de educación superior. Su experiencia en ingeniería va más allá de los 15 años y se centra en la tutoría y el diseño de sistemas eléctricos de construcción. La formación técnica en la Universidad de la Habana, en la rama de la ingeniería Electrica, le valió mucho para desempeñarse exitosamente en los Estados Unidos.


El exitoso profesional, narra, nací y me crie en Cuba, emigre a los Estados Unidos cuanto tenía 19 años, mi apellido Lam, es asiático, mi abuelo por parte paterna, fue migrante chino. Vengo de una familia de tercera generación de refugiados, primero fue mi abuelo escapando del comunismo Chino.  El año 1994 mi papa y yo decidimos escapar, de Cuba, en una embarcación. Soy padre, de dos bellos hijos, una niña de 14 años de edad y un varón de 9 años, mi esposa en peruana, he viajado mucho al Perú.


Explica que en Minnesota no hay el porcentaje latino de profesionales, y estamos tratando de hacer la diferencia, formar técnicos latinos en la industria de la construcción.


Recuerda que, en la sociedad cubana, la gente es superfamiliar, bien comunitaria, sin embargo el sistema comunista creo un valor con mucho doble estándar, con mucha hipocresía entre la gente, doble mentalidad.


Dentro de la casa se puede decir que no me gusta el sistema que tampoco me gusta Fidel, pero cuando sales te conviertes en otra persona. Desde niño no me gustaba eso, te obligaban a todo, te cortaban las alas, entonces, cuando tenía 16 años, me di cuenta que mi papa había decidido, de alguna forma, marcharse de Cuba.


Un día le comente que me había dado cuenta y se lo dije y el me confesó que así era, le dije si no me llevas contigo, nunca más quiero saber de ti. El había decidido marcharse solo para no arriesgar la vida de alguno de sus hijos.


A los 18 años empecé la universidad en Cuba, y fue entonces que me dije, esto no es para mí, porque cuando terminabas la carrera el gobierno disponía donde tenías que trabajar. Mi tía, hermana de mi mamá, vivía en los Estados Unidos desde los años 1960, y a través de ella sabíamos del contraste que significaba una sociedad capitalista, como los Estados Unidos,


También me di cuenta que los 19 años de preparación que tuve en Cuba me servían para desempeñarme en cualquier lugar del mundo, en una forma exitosa. Postule a la escuela de deportes, especialidad ciclismo, y a la académica en la especialización de electrónica, ingrese a ambas. Luego me aceptan en la Universidad de la Habana, pero dan la Ley de que todos los estudiantes tenían que cumplir con un año de servicio militar obligatorio. Me tuve que someter.


Con toda esta vivencia, fue muy fácil adaptarme a los Estados Unidos, Aconsejo a los jóvenes a trabajar en la autoestima, porque te ayuda con la actitud y eso es importante para triunfar, de cualquier persona.


            Los jóvenes latinos deben ser decididos y emprender para hacer realidad sus objetivos. El estudio y la preparación técnica es más que seguro que puede brindar muchas oportunidades.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Tumblr

Búsqueda

Reciba alertas de podcasts

Sobre Latino Libre USA

En Latino Libre USA compartiremos las experiencias de los inmigrantes; como tú y como yo, que en el camino de cumplir el Sueño Americano los obstáculos desafíos y problemas.

Adquiere tu guía de crédito