fbpx

Cómo crear crédito para sus hijos mientras son jóvenes: ¿qué hacer y cuándo? – Parte 3

Por: Manuel Tovar – 17 de mayo 2021 – Hispanic Solutions Group

Cómo crear crédito para sus hijos mientras son jóvenes: ¿qué hacer y cuándo? – Parte 3

Puedes ir a la parte 1 y parte 2 de nuestro blog para revisar los primeros consejos sobre cómo crear crédito para sus hijos mientras son jóvenes. En esta tercera y última parte, Hispanic Solutions Group le alcanza otros consejos y trucos para crear el crédito a nuestros hijos.

13. A tus hijos, anímalos a solicitar préstamos federales para estudiantes

Las tarjetas de crédito no son los únicos productos de crédito disponibles para los jóvenes. Tampoco son los más constructivos. Si planea usar préstamos educativos para estudiantes o padres para financiar la educación de sus hijos, anímelos a que soliciten al menos uno a su nombre.

Préstamos federales para estudiantes vs. Préstamos privados para estudiantes

Los préstamos federales para estudiantes tienen algunas ventajas clave de creación de crédito sobre los préstamos estudiantiles privados. No requieren cofirmantes para prestatarios con poco o ningún ingreso y activos. Los estudiantes de hasta 16 años pueden inscribirse, por lo que son ideales para los primeros años de la universidad que aún no han cumplido los 18 años. El problema es que los préstamos federales para estudiantes se basan en las necesidades. Si los ingresos de su familia son demasiado altos, es posible que su hijo no sea elegible para solicitarlos. En ese caso, los préstamos privados ofrecen una solución temporal, aunque sus tasas de interés pueden ser más altas y casi seguro requerirán un cosignatario.

Pagalo después

Si tienes suficientes ahorros personales o un espacio de espera presupuestal mes a mes, considere ir un paso más allá y cubrir parte o todo el saldo de préstamos estudiantiles de su hijo. Si lo hace, se reduce el riesgo de quedarse atrás (o simplemente de olvidar) sus pagos y podría darles una ventaja crucial cuando se gradúen, especialmente si no reciben una gran oferta de trabajo de inmediato.

Más adelante, el joven dijo: “Unos años después de obtener mi primera tarjeta de crédito, mis padres me animaron a solicitar un préstamo estudiantil a mi nombre. Me acompañaron, aún en mi adolescencia, a través del proceso de solicitud y me ayudaron a comprender mis derechos y obligaciones como prestatario. Las facturas llegaron a su domicilio, que seguía siendo mi dirección registrada, y siguieron siendo su responsabilidad durante la duración de mi carrera académica. El saldo del préstamo fue solo una pequeña parte de mi matrícula total, pero sin embargo hicieron docenas de pagos a tiempo sin comentarios. Y sigue “Me doy cuenta ahora, mirando hacia atrás, que no aprecié del todo la importancia práctica del arreglo. Después de la graduación, mi puntaje de crédito fue significativamente superior al promedio de mi cohorte, y la carga de mi deuda estudiantil fue significativamente menor (aunque no todo se debió a la generosidad de mis padres con ese préstamo en particular). Con una base financiera relativamente sólida, pude comenzar a trabajar en un lugar propio y, eventualmente, hacer mis primeras compras. Estoy literal y figurativamente en deuda con mis padres por su desinterés y apoyo” dijo finalmente.

También podría gustarle: La deuda de los préstamos estudiantiles es una carga abrumadora para millones de estudiantes, recién graduados y personas trabajadoras, años o incluso décadas después de la graduación. Si está luchando por hacerse cargo de sus deudas personales estudiantiles o le preocupa estar rastreando una trayectoria financiera insostenible, debías seguir esto consejos financieros.

14. Considere una tarjeta de crédito asegurada

Una tarjeta de crédito asegurada es una alternativa viable a una tarjeta de crédito estudiantil, y quizás sea la única opción de tarjeta de crédito para jóvenes que no están inscritos en la universidad. Las tarjetas de crédito aseguradas tienen estándares de suscripción muy flexibles y bajos límites de gasto (a menudo $ 500 o menos al principio), por lo que son ideales para los usuarios de tarjetas de crédito que buscan por primera vez construir o reconstruir su crédito. También son menos riesgosos para los prestatarios y los emisores, gracias a un depósito de seguridad obligatorio que generalmente es igual al límite de gasto mensual. Dado que los usuarios de tarjetas de crédito aseguradas no pueden gastar en exceso sus depósitos, es poco probable que carguen deudas agobiantes que se quedan por años.

15. Encamine a su hijo a través del proceso de pago

Incluso si ya le mostró a su hijo una copia del extracto de su tarjeta de crédito y los guio por los aspectos más destacados, vuelva a sentarse con ellos cuando reciban su primer resumen de la tarjeta de crédito. Asegúrese de que sepan cómo detectar errores, como cargos no autorizados o duplicados, y que realmente paguen por lo que se debe pagar. Si están pagando a través de un portal en línea seguro, como es el caso, ayúdelos a configurar cuentas de pago externas y verificar sus detalles de facturación.

16. Establecer recordatorios de pagos- son muy importantes

La mejor opción de pago puntual para los cosignatarios nerviosos es el débito automático de una cuenta bancaria vinculada. Siempre que su hijo no modifique la configuración ni agote la cuenta vinculada, sus pagos no pueden retrasarse. El débito automático es una opción común de pago con tarjeta de crédito y la opción predeterminada para préstamos estudiantiles, muchos de los cuales ofrecen descuentos de tasa de 0.25% o más a los clientes que aceptan. De lo contrario, anime a su hijo a programar un recordatorio de calendario recurrente mucho antes de la fecha de vencimiento de su estado de cuenta mensual o, mejor, configure un recordatorio de pago a través de su panel de cuenta en línea. Cada emisor tiene su propia idiosincrasia, así que asegúrese de que las alertas realmente funcionen.

Esta lista de consejos sobre educación crediticia y desarrollo de créditos es bastante sencilla. No hay nada innovador en llevar a sus hijos a través de sus primeras declaraciones de tarjeta de crédito o ayudarlos a solicitar préstamos federales para estudiantes.

Como padre, usted tiene total discreción sobre cómo y cuándo le presenta a sus hijos el amplio mundo del crédito y la deuda. Si así lo desea, puede sintonizarlos en conceptos más avanzados y controvertidos, como la piratería de viajes con la ayuda de tarjetas de crédito de fidelidad de viaje, y aprovechar las transferencias de saldo 0% APR o préstamos personales para cancelar deudas con intereses más altos.

EL DATO. – Estas estrategias están más allá del alcance de esta publicación. Tome en serio las sugerencias y los “trucos” que se enumeran aquí y construirá una buena base financiera para sus hijos, sin importar qué tan aventureros o conservadores resulten cuando se trata del uso del crédito. Aquí surge la gran interrogante ¿Qué estás haciendo para ayudar a tus hijos a construir crédito y prepararse para un futuro financieramente sólido?

Te invitamos a seguir nuestras redes: LinkendIn, Facebook, Twitter e Instagram para encontrar más información relacionada con finanzas. También en nuestro canal de YouTube El Canal del Crédito para aprender a mejorar tu crédito. Si necesita ayuda en disputar deudas que no le pertenecen, llámenos al (612) 216-1599.